Cosas que haces y no te das cuenta debido a tu ansiedad La ansiedad es uno de los trastornos más comunes del siglo XXI, así que conviene conocer sus síntomas.

11 cosas que haces y no te das cuenta debido a tu ansiedad

La ansiedad es uno de los trastornos más comunes del siglo XXI, así que conviene conocer sus síntomas.

1. Declinar invitaciones incluso cuando realmente quieres ir

A veces, la ansiedad puede ser tan debilitante, que no se puede reunir suficiente energía para salir.

No importa lo emocionante que se el evento, cuando la ansiedad esta ahí y el día no va lo suficientemente bien, tú simplemente dices que no.

No quieres ser una carga para nadie, por lo que la mejor opción para ti es no asistir.

2. Obsesión por las cosas que la gente, normalmente, nunca pensaría dos veces

Te obsesionas con todo lo que tienes en la cabeza.

Lo más probable es que las cosas que te obsesionan nunca estarán en la mente de alguien que no tiene ansiedad.

Tal vez te obsesiones por una conversación que tuviste la semana pasada, o por la manera en que tu jefe te miraba el otro día.

Tal vez te obsesionas por el hecho de que tu novio/a no te ha enviado mensajes de texto ese mismo día, y te preocupa si has dicho algo que le moleste.

Sea lo que sea, es difícil para las personas con ansiedad comprender por qué están tan atrapadas en cosas que ni siquiera les importan.

3. Te despiertas temprano por la mañana incluso cuando estás cansado

El sueño es siempre un problema para ti.

Es difícil para ti llegar a dormir porque tienes muchas cosas para en la cabeza y piensas constantemente en lo que ha sucedido en el día.
Debido a que tu mente nunca parece que se apague, nunca dejarás de despertarte temprano con preocupaciones que ya han entrado en tu mente.

Tiendes a despertarte súper temprano a veces, porque necesitas ponerte en marcha y conseguir que todo se haga de manera correcta.

Dormir es definitivamente un desafío para ti porque no puedes apagar la ansiedad una vez que ya estás despierto.

4. Temes constantemente el peor escenario en cada situación

Antes de la fecha indicada, estás convencido de que va a salir todo muy mal.

Antes de ir de viaje, imaginas todo desmoronándose.

Antes de ir de viaje por carretera, temes los accidentes.

Cuando te enfermas, te aterroriza pensar que hay algo realmente malo en ti.

La lista sigue y sigue, y parece tonto para otros.

¿Pero para ti? Son miedos reales. Es real para ti en todos los sentidos.

5. Repites conversaciones una y otra vez en tu cabeza

Tratas de evitar la confrontación a toda costa, porque provoca que tu ansiedad empeore.

Cuando tienes una discusión o incluso una conversación que parece encantarle a la otra persona, sigues pensando en ello después.

Nunca puedes sacarlo de tu cabeza y siempre piensas que posiblemente dijiste algo malo.

Siempre tienes que recordar que es solo tu ansiedad hablando, y que es posible que no haya sucedido nada de lo que piensas.

6. Te preocupas más por ti mismo cuando la gente expresa su preocupación por ti

Cuando la gente te pregunta si estás bien cuando estás teniendo un ataque de ansiedad, o cuando ve que no dejas de tener pensamientos negativos, eso hace que tu ansiedad empeore.
Que se preocupen por ti no significa que vaya todo mal, pero te hace pensar: “¡si están preocupados, entonces debería preocuparme aún más por mí mismo!”.

7. Piensas que es tu culpa cuando alguien no responde de inmediato

Por lo general, cuando la gente no te responde o te envía un mensaje de texto, piensas que todo es culpa tuya.

Siempre piensas que hiciste algo mal, cuando lo más probable es que se hayan olvidado, no tengan tiempo de contestar o simplemente lo harán más tarde.

8. A veces sientes que pierdes el rumbo cada pocos días, cuando se menciona el futuro

El futuro es un gran desencadenante para ti.

Odias cuando la gente te pregunta cuáles son tus planes para los próximos cinco años, y esto te hace retroceder.

Graduarse de la escuela secundaria y la universidad para la mayoría de la gente es muy emocionante, pero para ti puede ser increíblemente desalentador y aterrador.

Odias cuando la gente habla de su propio futuro porque te hace sentir que no eres lo suficientemente bueno.

9. Constantemente comparas tu éxito con otras personas que tienen la misma edad

Constantemente ves en Facebook que la gente de tu edad está recibiendo sus trabajos de ensueño, y hace que tu cabeza quiera explotar.

No quieres compararte con los demás, pero a veces tu ansiedad saca lo peor de ti y no puedes evitarlo.

Te preocupa si alguna vez vas a estar a la altura de ellos, y si tus metas se van a hacer realidad.

10. Repites cada error que cometes y siempre te golpea duramente

Especialmente si cometes un error en el trabajo, puede consumir tus pensamientos y puede arruinar tu día, o incluso semana.
Te esfuerzas constantemente por hacer lo mejor, pero cuando accidentalmente envías algo que no debes, o cuando haces algo que no se suponía que debías hacer en la oficina, puedes cabrearte mucho contigo mismo.

La ansiedad puede ser tu peor enemigo.

11. Algunos días estás demasiado agotado física y mentalmente par

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *