Cómo aliviar el dolor

Cómo aliviar el dolor
Para algunas personas, el dolor puede ser aliviado sin usar medicina. Algunas personan usan la relajación, la imaginería, la distracción, y la estimulación en la piel. Tal vez necesites la ayuda de profesionales de la salud para aprender a hacer esto por ti mismo. Tus amigos o los miembros de tu familia pueden ayudar con algunos de estos procedimientos. Las técnicas también son útiles junto con medicamentos para el dolor.
Pasos
Imagen titulada Alleviate Your Pain Step 11
Relájate. La relajación alivia el dolor o ayuda a que no se ponga peor al reducir la tensión en los músculos. Puede ayudarte a quedarte dormido, a darte más energía, a que te sientas menos cansado, reduce la ansiedad, y ayuda a que otros métodos para aliviar el dolor funcionen mejor. Algunas personas, por ejemplo, encuentran que tomar un medicamento para el dolor o usar un paquete frío o caliente funciona más rápido y mejor cuando al mismo tiempo se relajan.
Abre tus ojos y mira fijamente hacia algún objeto o cierra tus ojos y piensa en un lugar calmado y lleno de paz. Con la palma de tu mano, masajea cerca del área de dolor de manera circular y firme. Evita hacerlo en áreas rojas, inflamadas o sensibles. Tal vez prefieras pedirle a algún miembro de tu familia o a un amigo que lo haga por ti.
Una vez que empieces a respirar despacio y cómodamente, puedes tratar de relajar diferentes partes de tu cuerpo, empezando de tus pies hacia tu cabeza. Piensa en palabras como relajado, pesado, ligero, tibio, o flotando. Cada vez que exhales, puedes concentrarte en un área en particular del cuerpo y siente como se relaja. Trata de imaginar que la tensión se disipa del área. Por ejemplo, mientras exhalas, siente como tus pies y tus tobillos se relajan; la próxima vez que exhales, siente como tus pantorrillas y tus rodillas se relajan, y así consecutivamente hacia arriba de tu cuerpo.
Imagen titulada Alleviate Your Pain Step 22
Usa la Imaginación. Usualmente, la imaginación para aliviar el dolor se hace con los ojos cerrados. Tal vez se use una técnica de relajación primero. La imagen puede ser algo como una bola de energía curativa o una figura en tu mente de ti mismo como una persona sin dolor (por ejemplo, imagina que estas cortando alambres que transmiten las señales de dolor desde cualquier parte de tu cuerpo hacia el cerebro).
Imagina una bola de energía curativa formándose en tus pulmones o en tu pecho. Puede ser como una luz blanca. Puede ser tenue. No tiene que ser intensa. Imagina cómo se forma esta bola y como avanza. Cuando estés listo, imagina que el aire que respiras sopla a esta bola de energía hacia el área de tu dolor. Una vez allí, la bola te cura y te relaja. Cuando exhales, imagina que el aire sopla la bola lejos de tu cuerpo. Mientras se aleja, la bola se lleva el dolor con ella.
Imagen titulada Alleviate Your Pain Step 33
Distráete. Distraerse significa poner tu atención en algo que no sea el dolor. Muchas personas usan este método sin darse cuenta cuando miran televisión o escuchan la radio para “sacar el dolor de la mente”. Distraerse puede funcionar mejor que la medicina si el dolor es repentino e intenso o si es corto, durando solo de unos 5 a 45 minutos. Distraerse es útil cuando estas esperando que la medicina haga efecto. Si el dolor es suave, tal vez puedas distraerte por horas. Algunas personas piensan que una persona que pueda distraerse del dolor no tiene dolor severo. Esto no es cierto necesariamente. La distracción puede ser una manera poderosa de aliviar temporalmente hasta el dolor más intenso.
Imagen titulada Alleviate Your Pain Step 44
Usa la estimulación de la piel. La estimulación de la piel es el uso de presión, fricción, cambios de temperatura, o sustancias químicas para provocar a las terminaciones nerviosas en la piel. Los científicos creen que los mismos caminos de los nervios transmiten las sensaciones de dolor, calor, frío, y presión al cerebro. Cuando la piel se estimula para que se sienta la presión, lo tibio o el calor, se aminora o se bloquea la sensación. La estimulación de la piel también altera el flujo de sangre al área afectada. Algunas veces la estimulación de la piel eliminará el dolor, o el dolor se disminuirá durante la estimulación y por horas después de terminar.
La estimulación de la piel se hace encima o cerca del área del dolor. También puedes usar la estimulación de la piel al costado del cuerpo en el lado contrario del dolor. Por ejemplo, tal vez estimules la rodilla izquierda para reducir el dolor en la rodilla derecha. La estimulación de la piel en áreas alejadas del dolor aumentan la relajación y pueden reducir el dolor.
Para aliviar el dolor, el masaje es más eficiente cuando se usan movimientos circulares, despacio y constante. Puedes masajear encima o alrededor del área de dolor con solo tu mano o con una sustancia que se sienta bien ya sea como polvo de talco, aceite tibio, o loción para manos. Dependiendo de donde está tu dolor, lo puedes hacer tu mism

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *