La fibromialgia no es todo en tu cabeza, confirma una nueva investigación

La fibromialgia ha sido una enfermedad misteriosa que causa dolor en todo el cuerpo y profundamente en los tejidos sin causa aparente. Una gran parte de la comunidad médica creía que la enfermedad era psicosomática y la gente básicamente piensa que está sufriendo. Pero una pequeña compañía biofarmacéutica, Intidyn, o Integrated Tissue Dynamics, ha encontrado lo que creen que es la causa de la enfermedad.

 

Investigadores de la compañía y del Albany Medical College han descubierto que existe una estructura neurovascular única, o flujo sanguíneo a los nervios, en la piel de pacientes que reportan dolor por fibromialgia. Esto, según los científicos, puede ser la causa principal del dolor que se siente en la enfermedad.

“En lugar de estar en el cerebro, la patología consiste en fibras nerviosas sensoriales excesivas alrededor de las estructuras especializadas de los vasos sanguíneos en las palmas de las manos”, dijo el Dr. Frank L. Rice, presidente de Intidyn e investigador principal. del estudio, en un comunicado de prensa

La constricción de los vasos sanguíneos puede ser controlada por los nervios de la piel. Los pacientes con fibromialgia tienen un número inusualmente alto de terminaciones nerviosas que rodean un puente de vasos sanguíneos en la piel.

“Este descubrimiento proporciona evidencia concreta de una patología específica para la fibromialgia que ahora se puede utilizar para diagnosticar la enfermedad y como un nuevo punto de partida para desarrollar terapias más efectivas”.

Hace algunos años, la compañía publicó un artículo en la revista   Pain   sobre un caso que involucraba a una mujer que nació sin terminaciones nerviosas especiales que en ese momento se consideraban importantes para tocar. Pero la mujer estaba bien y podría continuar su vida. Ella tenía terminaciones nerviosas cerca de los vasos sanguíneos capilares finos de su piel, que anteriormente se pensaba que controlaban el flujo de sangre a los vasos sanguíneos. “Anteriormente pensábamos que estas terminaciones nerviosas solo estaban involucradas en la regulación del flujo sanguíneo en el nivel subconsciente, pero teníamos evidencia de que las terminaciones de los vasos sanguíneos también podrían contribuir a nuestro sentido del tacto consciente … y también del dolor”.

Los fármacos actualmente dirigidos, fabricados por Eli Lilly and Forest Labs, son inhibidores de la recaptación de serotonina / noradrenalina (IRSN) que actúan sobre el cerebro. Pero también pueden actuar sobre las terminaciones nerviosas cerca de los vasos sanguíneos de la piel. “Saber cómo se suponía que estos fármacos para actuar sobre las moléculas en el cerebro”, dijo el Dr. Philip J. Albrecht, “tenemos pruebas de que las moléculas similares estaban involucrados en la función de las terminaciones nerviosas en los vasos sanguíneos. Por lo tanto, planteamos la hipótesis de que la fibromialgia podría implicar una patología en esta ubicación. “Como muestran los resultados, eran correctos.

El equipo de investigación de la compañía examinó muestras de piel de mujeres con fibromialgia recogidas por Albany Medical College y se examinaron usando tecnología especial de microscopía. Lo que vieron fue un aumento asombroso en las terminaciones nerviosas en el sitio de los vasos sanguíneos en la piel. Estos sitios controlan el flujo de sangre oxigenada entre los pequeños vasos sanguíneos de la piel. Pueden causar el bloqueo de esta área de la plataforma para permitir que la piel irradie calor o la abra para mantener el calor frío.

“La inervación sensorial excesiva puede explicar por qué los pacientes con fibromialgia generalmente tienen manos particularmente sensibles y dolorosas. Pero, además, dado que las fibras sensoriales son responsables de abrir las derivaciones, se volverían particularmente activas en frío, lo que generalmente es muy embarazoso para los pacientes con fibromialgia “, dijo Albrecht.

Pero estas derivaciones especiales o puentes hacen mucho más que regular el calor en el cuerpo; podrían bloquear el flujo de sangre a los músculos profundos del tejido.
“Además de regular la temperatura, una gran parte de nuestro flujo sanguíneo normalmente va a nuestras manos y pies. Mucho más de lo necesario para su metabolismo “, señaló el Dr. Rice. “Como tal, las manos y los pies actúan como un reservorio desde el cual el flujo sanguíneo se puede desviar a otros tejidos del cuerpo, como los músculos cuando comenzamos a hacer ejercicio. Como resultado, la patología encontrada entre estas derivaciones en las manos podría interferir con el flujo de sangre a los músculos de todo el cuerpo. Este flujo sanguíneo mal controlado podría ser la fuente de dolores y dolores musculares, y la sensación de fatiga que se debería a la acumulación de ácido láctico y los bajos niveles de inflamación en pacientes con fibromialgia. Esto, a su vez,

Encontrar una base fisiológica real para la enfermedad autoinmune de la fibromialgia será una revelación positiva para muchos a quienes se les ha dicho que su dolor solo está en su cabeza. Con el tiempo, los investigadores podrán analizar mejor las causas del dolor en la enfermedad y desarrollar fármacos para tratar la verdadera causa del dolor.

Eva Piñeiro: «Con la fibromialgia he aprendido a no sufrir por tonterías»

 

La vida no ha sido fácil para Eva Piñeiro (Pontedeume, 1973), y no solo por la fibromialgia que padece. Dado que escribir sobre ello le hizo bien, decidió autoeditar su propia historia en un libro titulado Un poco de todo y un mucho de nada. Mi mundo es mágico.

-¿Cómo empezó todo?

-Cuando me puse enferma, los médicos no sabían lo que tenía. Venga pruebas y más pruebas… Tenía 38 años, estaba en una cama y me decían que me tenía que quedar así, sin saber a qué atenerme. Me daban 21 pastillas al día. Estaba casi siempre dormida.

-¿Cuáles fueron los primeros síntomas?

-Mucho cansancio, dolor y vértigo. A veces, no podía ni andar, me caía para todos los lados.

-¿En qué trabajaba?

-Por entonces, vivía en O Barco de Valdeorras y trabajaba en el sector de la pizarra, escogiéndola y embalándola.

-Pero empezó a ponerse mal.

-Sí. Sentía un malestar generalizado, ganas de devolver y vértigos. No era un cansancio como el del trabajo, que ya era duro en sí.

-¿Cuánto tiempo pasó hasta que obtuvo el diagnóstico?

-Siete años. Antes de eso, el neurólogo de la Seguridad Social me había recetado un tratamiento sintomático: «Si te duele, pastillas. Si te mareas, pastillas».

-Sí. Otra médica me llegó a decir que no tenía nada. Y yo lloraba. Me costaba tanto levantarme y vestirme, aunque solo fuera para ir al médico, que no entendía que me tratasen así. Soy una persona, no un perro. ¡Pero si hasta me daban morfina!

-Solo pedía que la tomasen en serio, supongo.

-Eso es. Siempre tenía la esperanza de que me iba a poner bien, pero ese día no llegaba nunca. Sientes que vas a peor, que la enfermedad te chupa, que te estás muriendo. Te sientes morir. Es como cuando te va a dar un bajón de tensión: esa debilidad, ese momento en el que piensas que te vas a caer, ese sudor frío, esas ganas de devolver…

-¿Desespera mucho no saber contra qué estás peleando?

-Sí. Un medico me dijo que la fibromialgia no mata, pero tampoco deja vivir. No tienes fuerzas ni para comer. Te levantas con un 15 % de energía y eso es lo que tienes que administrar para todo el día. Es un cansancio que no te deja hacer nada. Yo no daba ni llegado al cuarto de baño. Cuando lo conseguía, ya estaba al borde del desmayo.

-¿Qué otros síntomas tiene? Porque no es solo el dolor.

-Así es. Si solo fuera el dolor, creo que podría vivir perfectamente. Yo lo aguanto mucho, pero son más cosas. Lo que más me fastidia es el agotamiento. Siento que no puedo con el alma. Ahora, con el tratamiento, voy algo mejor. Antes, tener que levantarme de la cama era un suplicio. Pones los pies en el suelo y sientes las piernas como si estuvieran rotas.

-Pero ahora ya sabe lo que tiene.

-Sí. Cuando me dijeron lo que era, respiré. Ahora ya sé con lo que estoy viviendo, ya pienso de otra manera, ya me puedo intentar adaptar a ello. Además, cuando no sabes lo que tienes, piensas en todo tipo de dolencias. En mi familia hay varios casos de cáncer y temía que me tocaba.

-¿Qué ha aprendido con esto?

-A darle importancia a las cosas que realmente son importantes y a no sufrir por tonterías.

«Solo logro salir a la calle una o dos veces al mes, para ir al médico»

Eva Piñeiro relata cómo es su convivencia con una enfermedad crónica como la fibromialgia.

-¿Cómo es ahora su vida?

-Pues un día no me puedo levantar de la cama y al otro, sí. A lo mejor ahora llego a casa y me tengo que acostar. No puedo seguir una rutina diaria.

-¿Todos los días tiene dolor?

-Todos. Sí. Hay días en que es tan intenso que no me puedo mover. Lo único que me hace efecto son los opiáceos que me han recetado, porque me duermo.

-¿Logra salir a la calle?

-Solo uno o dos días al mes, que es cuando voy a la tienda o al médico. Los domingos me puede llevar mi marido de excursión y eso me da la vida.

-Los tratamientos son duros, te cambia mucho la vida. Yo tenía una melena…, pero se me cayó el pelo. Siempre fui deportista y ahora no puedo andar, ni subir las escaleras de casa. Vas adaptando tu vida. Conozco mucha gente que se hunde con esto y no ve salida. Es una enfermedad crónica, pero si te dejas llevar, acabas con depresión y sin salir de la cama. Quiero ayudarles.

-Por eso quiso compartir su historia en este libro.

-Sí. Como no podía salir de casa prácticamente, me busqué algo para estar entretenida. Primero empecé a pintar [la portada del libro es obra suya], pero lo acabé dejando, porque tenía cada vez más encargos de toda España y no podía. Luego me dio un derrame cerebral y me costó recuperarme.

-Hubo más momentos duros.

-Sí. Esto es una historia triste, porque empiezo a contar mi vida desde que era una niña y hablo de una violación y de unos malos tratos, pero ahora lo veo desde otra perspectiva. Valoro tanto lo poquito bueno que tengo, que eso me hace feliz. Por eso digo que mi mundo es mágico.

La fibromialgia se declara como una nueva discapacidad a largo plazo

Después de la osteoartritis, la fibromialgia es la enfermedad reumática más común. Sin embargo, es difícil elegir la fibromialgia previa porque sus síntomas fluctúan.

Esta condición afecta principalmente a las mujeres que a los hombres. Se caracteriza por dolor en todo el cuerpo acompañado de rigidez y fatiga.

Según Daniel Clauw, MD, profesor de Anestesiología de la Universidad de Michigan, explicó que el dolor se trata de manera anormal en la fibromialgia.

Añadió que la sensación de dolor se amplifica y puede ocurrir en cualquier parte de su cuerpo. Por esta razón, los dolores de cabeza crónicos, las respuestas hiper-sensoriales y el dolor visceral son muy comunes en personas con fibromialgia.

La fibromialgia también puede afectar su funcionalidad y puede   interferir con las actividades de la vida diaria   . 

Además, se ha informado que las personas con fibromialgia no reciben los servicios que deberían necesitar.

Tragar píldoras y la implementación de otras estrategias efectivas podrían ser extremadamente útiles para controlar la fibromialgia, pero como no existe una cura para la fibromialgia, es difícil eliminar completamente esta enfermedad.

En varios estados, la  fibromialgia se ha considerado un problema a largo plazo   , una disminución en la calidad de vida.

¿Por qué la fibromialgia puede considerarse el problema a largo plazo?

Cuando los síntomas aparecen y desaparecen, la persona se siente más cansada y de mal humor.

Lidiar con la fibromialgia parece fácil, pero las personas que viven con fibromialgia comprenderán mejor cómo cada vez luchas contra los síntomas pico.

La intensidad y la gravedad de la enfermedad pueden tener un impacto negativo en su desempeño laboral. Al descubrir los síntomas de la fibromialgia, el trabajo de oficina sería mucho más difícil que cualquier expectativa. Además, los factores desencadenantes también pueden empeorar tu condición.

Los    síntomas de la fibromialgia    no le permiten sobresalir más profundamente y de alguna manera, prefieren relajarse en casa en lugar de ir a trabajar.

Los problemas necesitan apoyo a largo plazo y cuidado a largo plazo. Pero desafortunadamente, las personas con fibromialgia no reciben una atención óptima.

La fibromialgia es difícil de entender, no solo por sus síntomas clínicos, de hecho, sus fases de recaída y  remisión    también son confusas.

Si no te haces   fibro estallar    durante un tiempo prolongado, tienes suerte, pero eso no significa que no estés acampanado. 

Y cuando los síntomas se aclaran, es terrible pensar en hacer otra cosa, ya sea en relación con su trabajo o en casa.

La fibromialgia es ahora una discapacidad a largo plazo

Con la ayuda de los esfuerzos de un paciente de tres años y el asesoramiento al cliente en Irlanda del Norte, la fibromialgia ha sido declarada como una discapacidad a largo plazo.

Ahora, los servicios dedicados pueden establecer fideicomisos y centros para el tratamiento de la fibromialgia como una afección a largo plazo.

Los pacientes pueden buscar asesoramiento médico e intervenciones de profesionales de la salud.

Además, es difícil decidir qué terapia alternativa es la más adecuada para controlar la fibromialgia; Por lo tanto, también puede obtener información sobre terapias.

Como el dolor es la principal queja de la mayoría de los pacientes con fibromialgia, a la mayoría se le administrarán medicamentos para tratar la percepción del dolor; Sin embargo, otros síntomas son menos perceptibles.

La sensibilización de la enfermedad podría contribuir a la detección temprana de esta enfermedad.

Además, si las personas que lo rodean, como familiares y amigos, son conscientes de las fluctuaciones en los síntomas y problemas de comportamiento, pueden proporcionar el mayor nivel de confort y pueden participar en las tareas del hogar. La conciencia de la fibromialgia podría facilitar la vida de la persona.

También se sugiere que la relación de una persona con la fibromialgia no puede ser saludable con colegas, amigos y familiares. De hecho, las personas a su alrededor tienen poco conocimiento sobre esta enfermedad.

 Fibromialgia discapacidad a largo plazo

Aumentar los programas de concientización, no solo la persona con la lucha contra la fibromialgia es educada, sin embargo, no está enferma, también tendría la idea de cómo tratar a las personas con fibro, cómo puede ayudarlas y hacer que se sientan mejor. .

En el otro extremo del espectro, la declaración legal de fibromialgia como una discapacidad a largo plazo también puede informar al médico acerca de esta enfermedad y sugerir    medicamentos efectivos para la eliminación permanente de los síntomas   .

La disponibilidad del tratamiento de   fibromialgia también es un problema grave  . En la práctica clínica, la disponibilidad de servicios no es la misma debido a la falta de recursos para una focalización específica de la población de manera más efectiva. 

Las personas con fibromialgia a menudo se sienten aisladas y solas. El aislamiento social puede ser una barrera para obtener tratamiento.

Los médicos encontrarán que es muy difícil de tratar. Por lo tanto, los médicos también deben acomodar el intercambio de información y conocimiento por parte del paciente.

Además, los investigadores se han dado cuenta de algo más que encontrar formas en que pueden mejorar la salud general.

seguro de invalidez y beneficios a largo plazo

Cada vez es más difícil trabajar de forma persistente y permanecer en la fuerza de trabajo mientras lucha contra la fibromialgia.

De hecho, también sucede que las personas continúan su trabajo, incluso a pesar del dolor, la fatiga, los dolores de cabeza y las migrañas se producen debido a la fibromialgia.

El seguro como discapacidad a largo plazo ahora está disponible en varios países, uno puede estar menos preocupado por la carga financiera de los medicamentos, las revisiones periódicas y otros gastos.

Los síntomas de la fibromialgia    pueden ser incapacitantes. Sobre la base de las quejas subjetivas y el examen físico, el médico puede controlar e identificar la fibromialgia.

Hay varios tipos de seguro disponible por discapacidad a largo plazo. Sin embargo, debe tener una idea de qué seguro de discapacidad a largo plazo sería bueno para usted.

 un examen serio conduce a un mejor resultado

El reconocimiento de la fibromialgia como una discapacidad a largo plazo sin duda aumentará la conciencia y el conocimiento de la condición, no solo entre los profesionales de la salud, sin embargo, las personas no médicas también conocen las características de la fibromialgia.

Después del diagnóstico de fibromialgia, el paciente tendrá una forma de obtener información completa sobre medicamentos, ejercicio y otras terapias alternativas.

Los cambios en la dieta podrían desempeñar un papel vital para mejorar la condición de la fibromialgia. El tratamiento de la fibromialgia es un enfoque multidisciplinario, donde cada intervención tiene su propia importancia.

Si desea descuidar alguno de ellos, los  síntomas pueden empeorar.

Por lo tanto, el tratamiento de la fibromialgia tiene que ver con la efectividad con que los profesionales médicos recopilan y tratan la enfermedad según la gravedad del paciente de acuerdo con la técnica prescrita.

Dieciséis Los signos y síntomas de la fibromialgia más importante no ignorar

Muchas personas no saben lo devastador que puede ser fibromialgia paciente. Entonces de 16 signos y síntomas de la fibromialgia desarrollan.

1. La fatiga extrema: Una sensación de cansancio al despertar después del sueño de una larga noche es común que las personas con fibromialgia. Las personas con fibromialgia a menudo describen los signos de fatiga como el drenaje o tienen un peso muerto. La fatiga puede ser tan grave que una persona tiene dificultades para realizar incluso las tareas diarias más básicas.

2. dolor musculoesquelético: dolor generalizado que sufren los pacientes con fibromialgia es el síntoma característico de la fibromialgia. Para el dolor es generalizado y se considera considera dolor de la fibromialgia, que debe tener lugar en ambos lados del cuerpo de una persona o incluir dolor por encima y por debajo de la cintura. Este dolor también puede ser centralizado en puntos específicos en el cuerpo de una persona para extenderse a diferentes regiones dolor cuando se aplica presión

4. Dificultad para concentrarse: Falta de concentración, incapacidad para prestar atención y lapsos de memoria son todos los síntomas cognitivos de la fibromialgia. Las personas con fibromialgia a menudo se refieren a este conjunto de síntomas como “fibro niebla”.

5. Trastornos del sueño: Dificultad para caer o permanecer dormido es otra señal de la fibromialgia. Muchas personas que padecen experimentan frecuentes despertares nocturnos y otras interrupciones que conducen a la sensación de fatiga durante el día.
6. Síndrome del Intestino Irritable: Aunque no se sabe por qué, la mayoría de las personas con fibromialgia también tienen este trastorno. Diarrea, estreñimiento, dolor y distensión abdominal y náuseas son los síntomas experimentados por las personas con ambos trastornos.

7. palpitaciones irregulares del corazón / corazón: Los síntomas cardíacos pueden ser particularmente angustiante para los pacientes con fibromialgia, pero la prueba no tiende a revelar cualquier causa subyacente. palpitaciones del corazón tienden a responder a otras técnicas de respiración y relajación profunda.
8. Dolor de cabeza: la migraña crónica afecta a más de la mitad de los diagnosticados con signos de fibromialgia. La mayoría de estos dolores de cabeza se clasifican como causar dolor severo, y se producen tres o más veces por semana. Muchas personas experimentan varios dolores de cabeza en un día.

9. ATM o la mandíbula dolor: El trastorno temporomandibular disfunción de la articulación (ATM) afecta a aproximadamente un cuarto de los pacientes con fibromialgia. dolor facial se origina en la mandíbula también puede extenderse a la cabeza o el cuello de una persona. Por lo general, el dolor se asocia más con los ligamentos y los músculos dentro del área de la mandíbula de una persona, en lugar de las articulaciones.

10. trastornos de vejiga: vejiga irritable, infecciones del tracto urinario e incontinencia también se encuentran con frecuencia en pacientes con signos de la fibromialgia. dolor al orinar y dolor abdominal pueden ser más graves para las personas con este trastorno.

11. trastornos visuales: ojos secos o ardor, visión borrosa y dificultad para enfocar son algunas formas en que los síntomas de la fibromialgia puede afectar la visión de una persona. Estos síntomas pueden ocurrir con dolores de cabeza o mareos. Sin embargo, también pueden ocurrir en forma aislada.
Libro recomendado: Lo que su médico no le puede decir acerca de la fibromialgia: el revolucionario tratamiento que pueda revertir la enfermedad

12. Aumento de la sensibilidad: Con la fibromialgia, a menudo se puede sentir como sentidos de una persona están en exceso. Las luces brillantes y los olores fuertes pueden aumentar otros síntomas como dolores de cabeza. La persona también puede encontrar que son más sensibles a los fármacos, y puede tener una mayor probabilidad de desarrollar efectos secundarios.

13. Los problemas de equilibrio: dolor generalizado y la fatiga causada por la enfermedad también puede conducir a algunas personas que tienen problemas con su equilibrio. Por esta razón, es importante que cualquier persona con este trastorno a proteger contra las caídas. El mareo puede ocurrir con problemas de equilibrio.

14. entumecimiento u hormigueo: El hormigueo azar en las extremidades de una persona sin causa conocida otros síntomas pueden ser signos de la fibromialgia. síndrome del túnel carpiano también se encuentra comúnmente en las personas con este trastorno.

15. Problemas del ejercicio: En una persona sana, el alivio del dolor ejercicio libera endorfinas, sin embargo, una persona con fibromialgia experimentan signos de aumento del dolor después del ejercicio, incluso moderada. Romper las sesiones de ejercicio en varios ejercicios, más corto puede ayudar dolor nsibilidades.

16. síndrome premenstrual: Las mujeres con fibromialgia pueden experimentar síntomas más graves del síndrome premenstrual. Calambres dolorosos, períodos pesados ​​y cambios de humor son algunos de los síntomas de la fibromialgia experimentan los pacientes con fibromialgia femenina. Comparte complacer.,.

Apnea obstructiva del sueño y fibromialgia.

Apnea obstructiva del sueño y fibromialgia

Una de las peores cosas de la fibromialgia es intentar funcionar sin dormir. Si tiene fibromialgia, no solo tiene que encontrar la forma de dormir frente al dolor crónico, sino que también tiene una gran cantidad de otros síntomas que dificultan el sueño. Hay insomnio inducido por la fibromialgia, micción frecuente, picazón crónica y, lo peor de todo, apnea obstructiva del sueño.

 

La apnea obstructiva del sueño y la fibromialgia parecen combinarse con frecuencia. Y las personas con cualquier condición a menudo corren un mayor riesgo de desarrollar la otra. Pero, ¿qué es exactamente la apnea del sueño? ¿Por qué parece estar tan estrechamente relacionado con la fibromialgia? ¿Y qué puedes hacer para tratarlo?

¿Qué es la apnea obstructiva del sueño?
La apnea del sueño es una afección en la que dejas de respirar de forma espontánea durante la noche. Después de unos segundos, luego comienza a respirar nuevamente, aunque a menudo no de manera tan profunda o uniforme como en un sueño normal. La apnea obstructiva del sueño es ligeramente diferente porque la vía aérea en realidad se cierra. A menudo, este cierre de las vías respiratorias ocurre después de que la garganta o la lengua se relajan, cerrando o cubriendo las vías respiratorias.

La apnea del sueño es difícil de diagnosticar ya que no hay signos evidentes cuando no está durmiendo. Los médicos no pueden realizar ninguna prueba de diagnóstico para determinar si tiene apnea del sueño. En cambio, la única forma de obtener un diagnóstico para la apnea del sueño es permanecer durante una observación nocturna donde los médicos controlarán su respiración.

Las personas con apnea obstructiva del sueño tienen dificultades para conciliar el sueño, lo que las pone en riesgo de sufrir graves problemas de salud. Estos incluyen fatiga crónica o niebla mental y presión arterial alta, lo que aumenta el riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Es por eso que obtener un diagnóstico temprano es tan importante.

Apnea Obstructiva del Sueño y Fibromialgia
Sabemos que las personas con fibromialgia también tienen más probabilidades de tener apnea obstructiva del sueño. Sin embargo, no sabemos por qué ese es el caso. Hay una serie de teorías. Por ejemplo, algunos médicos han sugerido que el cerebro puede desempeñar un papel, y que los pacientes con fibromialgia tienen una actividad cerebral más activa durante el sueño, lo que conduce a trastornos del sueño.

Otros han señalado que a las personas con fibromialgia a menudo se les prescriben opiáceos, que también contribuyen a los trastornos del sueño como la apnea obstructiva del sueño, ya que suprimen el sistema nervioso central.

Pero si bien no sabemos con certeza qué causa que las personas con fibromialgia desarrollen apnea del sueño (y viceversa), sí sabemos que la apnea del sueño puede empeorar significativamente su fibromialgia. La fatiga crónica de la fibromialgia es obviamente difícil de manejar incluso cuando duerme lo suficiente, por lo que tener una condición que siempre lo cansa combinado con una condición que hace que el sueño reparador sea imposible es una combinación terrible.

Y la falta de sueño causada por la apnea obstructiva del sueño puede empeorar aún más todos sus otros síntomas de fibromialgia, como el dolor muscular. Es por eso que es importante encontrar una forma efectiva de tratar su apnea del sueño.

¿Qué puedes hacer para tratarlo?
La forma más básica de tratamiento para la apnea del sueño es evitar las cosas que la desencadenan. La obesidad es un factor de riesgo importante para la apnea obstructiva del sueño, por lo que perder peso es lo mejor que puede hacer para controlarla. Por supuesto, como todos sabemos, es más fácil decirlo que hacerlo.

Una opción más fácil es evitar el alcohol y fumar antes de acostarse, lo que empeora la apnea del sueño y practica buenos hábitos de sueño, como ir a la cama a tiempo. También puede cambiar a dormir de lado en lugar de su espalda, lo que ayudará a mantener las vías respiratorias abiertas.

Y aunque lamentablemente no existen opciones farmacéuticas o quirúrgicas para tratar la apnea obstructiva del sueño, puede recibir tratamiento médico en forma de una máquina de CPAP. Una máquina CPAP es esencialmente una máscara que lleva puesta a la cama que obliga a una corriente de aire por la garganta, manteniendo despejadas las vías respiratorias. En realidad, es un tratamiento bastante efectivo para la apnea del sueño.

De hecho, para ofrecer alguna evidencia personal y anecdótica, mi papá y mis dos hermanos luchan contra la apnea del sueño, y los tres han dicho que sus máquinas de CPAP cambiaron sus vidas. Todos dicen que tienen mucha más energía durante el día e incluso pueden pensar con más claridad. Entonces, si tiene apnea obstructiva del sueño, podría considerar invertir en una máquina de CPAP.

¿Y qué me dices de ti? ¿Tienes apnea del sueño? ¿Parece estar relacionado con tu fibromialgia? ¿Tiene una máquina de CPAP que le encantará? Y si no, ¿qué haces para tratar tu condición? Infórmenos en la sección para comentarios.

Fuente <http://www.fibromyalgiatreating.com

Cómo afecta la humedad a los pacientes con fibromialgia.

La fibromialgia es principalmente conocida por el dolor, la fatiga y la incomodidad que causa a una persona, y varios factores pueden aumentar el riesgo de tenerla o aumentar el dolor. Muchos pacientes han informado que estar expuestos a diferentes tipos de clima los hace sentir más dolor.

Por ejemplo, estar afuera en un día soleado, o si está lloviendo, o si el día es demasiado frío, podría afectar a alguien con fibromialgia. Cualquier cambio posible puede causar un efecto; incluso estando en un banco o una tienda con el aire acondicionado demasiado bajo puede hacer que un paciente con fibromialgia se sienta bastante mal. Científicamente, se muestra que el clima; la presión, la altitud, la humedad y la gravedad pueden hacer cambios en los músculos y el tejido provocando diferentes reacciones entre el calor y el frío.

 

Los problemas informados dicen que tener el control de la situación es clave para no dejar que el clima afecte a un paciente. Es mejor decir que estar en un clima más neutral o fresco es lo mejor para evitar un aumento en el dolor. Mucha gente ha dicho que tuvieron que hacer un cambio de lugar debido a las condiciones climáticas porque el clima extremo hace que sea difícil lidiar con la fibromialgia. Por ejemplo, es difícil moverse para algunos pacientes porque disfrutan de más en climas fríos que en ambientes calurosos.

No soportan el dolor, por lo que no hay otra opción. La parte contradictoria es que algunos estudios encontraron algunas relaciones entre la fibromialgia y el clima, pero la parte preocupante es que la gente lo siente, pero una investigación posterior muestra que el clima podría ser una de las condiciones que aumentan el dolor y otros síntomas como la fatiga. dolor muscular, mal sueño y dolor de cabeza. Esto es lo que diferentes condiciones climáticas le hacen al cuerpo.

Efectos de la humedad sobre la fibromialgia

La humedad es la presencia de vapor de agua en el aire. Por lo tanto, tiene mucho sentido cuando dicen que afecta a las personas con fibromialgia porque la humedad hace que el cuerpo se enfríe y hace que el ambiente sea más pesado. Cuando es bajo, los pacientes informan que sufren más dolores de cabeza, rigidez, dolor generalizado y brotes.

Las personas que tienen fibromialgia se sienten perturbados debido a diversos factores naturales. Algunos de los factores pueden ser una perturbación en las condiciones climáticas. Tanto el exceso de frío como el exceso de calor pueden desencadenar o aumentar los síntomas de dolor en la fibromialgia. El cambio en la presión del aire puede considerarse como una de las razones por las cuales las personas experimentan cambios en los síntomas del dolor. No es necesariamente el caso que solo las personas que tienen fibromialgia tendrán problemas cuando el nivel de humedad es alto en la atmósfera.

También hay personas con otros problemas como asma, alergias y otros problemas respiratorios que encuentran que la humedad es difícil de manejar. Cuando la humedad absoluta en el aire es baja, las personas con fibromialgia son testigos de algunos de los problemas como dolor de cabeza, fatiga, dolor generalizado en las partes del cuerpo, rigidez, etc. En algunos casos raros, también se observa dificultad para respirar.

Cómo minimizar los efectos negativos del cambio de estaciones

La oferta más evidente es encontrar un lugar donde el clima sea templado durante todo el año y cambiar allí. O posiblemente rompa el año, viva en un lugar para la primavera y el verano, y viva en otro lugar para el otoño y el invierno. Sin embargo, esa no es una solución práctica para muchos de nosotros.

Entonces, vemos que todo lo que hace que el cuerpo cambie para condiciones externas y extremas son los que causan más problemas a las personas con fibromialgia. Las mejores opciones son estar siempre en una zona muy templada y cómoda donde pueda controlar constantemente las diferentes situaciones. La hidratación es un hábito importante para todos. Bebe mucha agua y la cantidad depende del lugar donde vivas, si vives en áreas más cálidas vas a necesitar más agua.

Hágalo continuamente y no importa si no tiene sed, hágalo de todos modos. No beba alcohol, basta, evite las bebidas frías y las que tienen una gran cantidad de azúcar. Debes tomar agua antes, durante y después de cada actividad intensa que realizas y nosotros también estamos haciendo ejercicio.

Siempre tenga una botella de agua a su lado. Use ropa cómoda y fresca. Tome varias duchas frías durante el día. Si puede pagar un acondicionador de aire, no lo dude, cómprelo.

Vaya a nadar, y si siente dolor, es una buena idea usar ropa de acuerdo con el clima. Si está en un clima caluroso, trate de usar ropa ligera y colores brillantes, todo hecho con tela ligera y fresca. Trata de llevar pantalones cortos y camisetas. Si se encuentra en un ambiente frío, use chaquetas, pantalones largos y guantes si es necesario, y use algo en la cabeza. Haga largos paseos para respirar aire fresco, y es una buena idea caminar durante la noche.

Tenga cuidado sobre dónde se encuentra y evite riesgos. Es muy importante poner atención en lo que te está afectando, en dónde vives, en tu hogar y en tu ciudad, lo que te rodea. Busque los lugares donde cree que puede tener una vida mejor y una mejor relación con la fibromialgia. La prevención es siempre una gran clave para luchar. Los efectos del cambio en el clima no se identifican por completo.

Los investigadores trabajan continuamente en esto para identificar la razón exacta y las formas de manejar los problemas. Es totalmente dependiente de un individuo, ya que las personas que tienen problemas de frío encontrarán que el calor es cómodo, las personas que tienen problemas de calor tendrán frío para sentirse cómodas. Las preferencias cambian de una persona a otra..

Fibromialgia: “El día a día es cuesta arriba desde que te despiertas”

 

No es fácil convivir con una enfermedad que produce dolor crónico, fatiga, rigidez e inflamación diaria. Mar García lo sabe bien: padece fibromialgia desde los 14 años, una patología que hoy, 12 de mayo, celebra su Día Mundial. En una entrevista, Mar ha contado su experiencia personal: “El día a día es cuesta arriba desde que te despiertas, si es que lo haces, porque hay muchos trastornos del sueño y noches en las que no duermes nada”

Fibromialgia: “El día a día es cuesta arriba desde que te despiertas”

La Sociedad Española de Reumatología (SER) define la fibromialgia como un síndrome que se caracteriza por un dolormusculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos.

Se trata de una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son.

Además, la fibromialgia puede ocasionar rigidez generalizada, sobre todo al levantarse por las mañanas, sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies, y hormigueos poco definidos que afectan especialmente a las manos.

La enfermedad no tiene curación definitiva y el objetivo del tratamiento es mejorar el dolor y tratar los síntomas acompañantes.

De acuerdo con esta sociedad científica, la fibromialgia es una enfermedad frecuente: la padece entre el 2% y el 6% de la población general, y afecta especialmente a las mujeres.

El caso de Mar, afectada de fibromialgia

Mar García Muñoz es miembro de la Asociación Fibromialgia Fuenlabrada y padece esta patología desde los 14 años, aunque su diagnóstico fue muy tardío y tiene reconocida la enfermedad desde hace cinco o seis años.

Antes de dar con el diagnóstico definitivo, es frecuente que los afectados, ante los síntomas, realicen un largo recorrido por diferentes especialidades médicas, ya que no se conoce la causa de esta alteración, aunque podría haber muchos factores implicados.

“El día a día de un paciente con fibromialgia es cuesta arriba desde que te despiertas, si es que lo haces porque hay muchos trastornos del sueño y hay noches que no duermes nada. Además, te despiertas muchísimo por los dolores y desde por la mañana te levantas con rigidez y tienes que tomarte tu tiempo para poder ponerte en pie”, refiere Mar durante la entrevista en el programa de radio “El Bisturí”..

En la fibromialgia hay una anomalía en la percepción del dolor y se da sobre todo en mujeres. EFE/Cézaro De Luca.

Para ella, la vida diaria supone “una lucha continua“: “Hay personas que ni siquiera pueden trabajar. Yo, tengo un trabajo con horario flexible y eso me permite poder ir a una hora determinada porque hay veces que puedo llegar a las nueve de la mañana y otras veces no puedo hasta las 11”.

En su caso, el trabajo consume todas su fuerzas: “Cuando vuelvo de trabajar no tengo ni ganas de seguir superándome. Lo normal es que descanse por la tarde y tendré suerte si puedo no pensar en el dolor. Hay que tirar mucho de imaginación y superar tu día a día aunque sea sentada en una silla”, cuenta esta paciente.

También destaca que los afectados de fibromialgia deben hacer terapias alternativas para su bienestar que “son muy caras”.

Empoderamiento de los pacientes

A su juicio, todavía existe mucho desconocimiento sobre esta enfermedad, especialmente en los propios pacientes, precisamente por el retraso del diagnóstico.

Las redes sociales difunden información diariamente sobre síntomas o enfermedades relacionadas, pero Mar advierte: “Hay que tener cuidado porque la información es pésima”.

Hace dos años, diversos afectados de fibromialgia reclamaron mayor protección sociolaboral, económica y sanitaria,  y para ello entregaron en la Junta Electoral Central 500 mil firmas para conseguir que se debata en el Congreso de los Diputados una ley que atienda a estos enfermos crónicos. “En ese tiempo hubo un boom en toda España que dio a conocer la enfermedad”, valora esta afectada.

Mar considera que es muy necesario que los pacientes estén empoderados porque “es una enfermedad complicada, no se sabe de dónde viene o cual es la causa y todas esas teorías hay que filtrarlas porque la información que llega al público en general es muy confusa”.

“Hay que ser muy fuerte. Hay que haber pasado por una depresión muy gorda para saber como es mi caso, para valorar lo que tienes. No puedes estar siempre pensando en el dolor, no puedes encerrarte en casa. El apoyo de la familia y de los amigos es muy importante y eso falla en la mayor parte de las veces”, concluye Mar García.

Las personas con artritis a menudo también tienen fuertes dolores musculares a causa de la fibromialgia..

NUEVO PARCHE CANNABIS TRATA LA FIBROMIALGIA Y EL DOLOR NERVIOSO DIABÉTICO

En los últimos 100 años, el cannabis ha pasado de ser legal, a ilegal, a entrar en un extraño área gris legal en nuestra sociedad. El estigma que rodea al cannabis ha llevado a la gente a creer que es una “droga” que es mala para su salud, cuando en realidad, es una planta que tiene propiedades curativas increíbles.

El cannabis puede ayudar significativamente a las personas que sufren de ansiedad o dolor crónico, e incluso puede matar las células cancerosas. Algunas de las innovaciones más recientes que usan cannabis fueron dos parches para aliviar el dolor creados por Cannabis Science, diseñados para pacientes con fibromialgia y dolor neuropático diabético.

Usos médicos para el cannabis
El cannabis se puede y se ha usado durante muchos años para tratar una amplia variedad de enfermedades, incluido el cáncer. Los cannabinoides se refieren a cualquiera de un grupo de compuestos relacionados que incluyen cannabinol y los componentes activos del cannabis.

El consumo de cannabis activa los receptores de cannabinoides en el cuerpo, y el cuerpo mismo crea compuestos llamados endocannabinoides, que ayudan a producir un ambiente saludable. Los cannabinoides desempeñan un papel importante en la generación y regeneración del sistema inmune, por lo que los cannabinoides reducen las células cancerosas.

Un estudio publicado en el British Journal of Cancer, realizado por el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid, determinó que el tetrahidrocannabinol (THC) y otros cannabinoides inhiben el crecimiento tumoral. Numerosas organizaciones y universidades, incluida la Escuela de Medicina de Harvard, también han estado estudiando los efectos que el cannabis tiene en las células cancerosas, demostrando su éxito y recomendando su uso como tratamiento del cáncer para tipos específicos de cáncer.

Numerosos pacientes con cáncer fumarán marihuana o tomarán aceite de cannabis por vía oral para mitigar el dolor y las náuseas asociadas con la quimioterapia. El THC ha estado disponible en forma de píldora para tratar las náuseas y los vómitos en pacientes con cáncer desde la década de 1980.

Incluso el gobierno de EE. UU. Ha confirmado inconscientemente que el cannabis mata las células cancerosas. Un grupo de investigadores federales encargados por el gobierno fueron seleccionados para probar que el cannabis no tiene valor médico aceptado, pero sus hallazgos demostraron lo contrario (lea nuestro artículo aquí).

Los estudios demuestran que el THC, el compuesto encontrado en el cannabis que le da su efecto “eufórico”, activa las vías en el sistema nervioso central que funcionan para evitar que las señales de dolor se envíen al cerebro. Asimismo, se ha demostrado que el cannabis es especialmente efectivo contra el dolor neuropático o el dolor relacionado con los nervios. ¡El cannabis es esencialmente una forma totalmente natural de Advil!

El cannabis también se puede utilizar para disminuir la ansiedad y mitigar los síntomas del TEPT, ya que lo máximo del THC se asocia con una alteración temporal de la memoria. Estudios recientes confirman que las dosis orales de THC pueden ayudar a aliviar una variedad de síntomas relacionados con el PTSD, incluidos los flashbacks, la agitación y las pesadillas.

Innovador “Parche para el dolor” de Cannabis Science
Dos de las últimas innovaciones médicas sobre el cannabis fueron creadas por Cannabis Science, una empresa estadounidense especializada en el desarrollo de la medicina basada en el cannabis, particularmente aquellas destinadas al tratamiento del cáncer. Cannabis Science ya tiene algunos productos en el mercado en California, como su línea de productos “When Nature Meets Science”, que incluye bálsamos curativos, gotas y tinturas, todo hecho con cannabis.

Recientemente, la compañía diseñó dos nuevos medicamentos analgésicos para pacientes que se automedicaron con neuropatía diabética, dolor nervioso y fibromialgia.

La neuropatía diabética es una forma de neuropatía periférica, que es daño o enfermedad que afecta los nervios. Los efectos secundarios incluyen alteraciones de las sensaciones, el movimiento y la función de glándulas y órganos. La neuropatía puede ocasionar calambres dolorosos, fasciculación (espasmos musculares finos), pérdida de masa muscular, degeneración ósea y cambios en la piel, el cabello y las uñas.

La fibromialgia es una afección por la cual los pacientes tienen dolor crónico generalizado y experimentan una mayor respuesta al dolor a la presión. Los síntomas incluyen fatiga, problemas con el sueño, la memoria y la función intestinal, síndrome de piernas inquietas, entumecimiento y hormigueo y sensibilidad al ruido, las luces o la temperatura. La fibromialgia también puede tener efectos psicológicos, como depresión, ansiedad y trastorno de estrés postraumático.

Los medicamentos para estas dos dolencias se ofrecerán en forma de un parche transdérmico adhesivo, que permitirá a los usuarios absorber una dosis específica de medicamento a través de la piel, que luego viajará al torrente sanguíneo. Este método es favorable porque proporciona a los usuarios una liberación controlada de medicamentos, que en este caso es una gran cantidad de extracto de cannabinoides (CBD). A medida que el CBD ingresa al torrente sanguíneo, penetra en el sistema nervioso central, permitiendo que el dolor disminuya.

“A medida que más estados a nivel nacional legislan para la legalización de cannabis y medicamentos derivados del cannabis, aquí en Cannabis Science estamos enfocados en desarrollar formulaciones farmacéuticas y aplicaciones para abastecer la enorme demanda creciente que se espera en los próximos años”, explica el CEO de la compañía, Raymond C. Dabney.

A pesar de que los usos médicos del cannabis han sido probados una y otra vez a través de numerosas instituciones científicas acreditadas y universidades, el estigma que rodea al cannabis sigue siendo significativo y polémico. Debido a que es una sustancia ilegal, muchas personas evitan hacerlo, incluso aquellos que padecen enfermedades que el cannabis podría curar o ayudar seriamente a tratar.

Es inevitable que una vez que se legalice en más lugares, se convierta en una práctica común para la industria médica recomendar su uso. No soy médico, pero puedo imaginar a personas que usan parches para el dolor basados ​​en el cannabis para una variedad de problemas además de la fibromialgia y el dolor de los nervios diabéticos. Los parches de dolor farmacéutico se han diseñado en el pasado para tratar el dolor localizado en muchas áreas del cuerpo, entonces ¿por qué no podríamos hacer lo mismo con el cannabis?

Fibromialgia, la enfermedad del dolor constante.

La enfermedad no tiene cura, sin embargo, existen múltiples tratamientos para mejorar la sintomatología y la calidad de vida de quienes la padecen.

Fibromialgia, la enfermedad del dolor constante

Quienes han sufrido de fibromialgia, seguramente previo a este diagnóstico, acudieron a incontables especialistas buscando una explicación a su padecimiento. Años de sufrimiento, tratamientos y medicamentos muchas veces sin encontrar mejoría alguna.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, la reconoció como enfermedad en 1.992, sin embargo, se desconoce qué la produce. En Colombia no existen muchos estudios al respecto, pero se sabe que cada año aumenta el número de consultas y de pacientes diagnosticados, y varios más que aún no encuentran un remedio para su enfermedad, especialmente mujeres de mediana edad, que buscan diversas alternativas sin hallar resultados satisfactorios..

Los síntomas típicos de la fibromialgia son dolores musculares generalizados, fatiga crónica y trastornos del sueño, y a ello se puede sumar visión borrosa, ojos y/o boca secos, cefaleas —dolores de cabeza fuertes—, adormecimiento de manos y pies, colon irritable, rigidez matutina, dismenorrea —periodos menstruales dolorosos—, y en casos más extremos, el dolor constante e intenso, genera estrés, ansiedad o depresión.

Está catalogada como una enfermedad reumatológica, que en su mayoría es diagnosticada con exámenes de laboratorio, sin embargo, en la fibromialgia, los exámenes de sangre y radiológicos no arrojan ningún resultado por lo que su diagnóstico es más complicado, y puede pasar un largo tempo para que el dictamen sea preciso.

Puntos claves para el diagnóstico

La enfermedad no tiene una cura, pero existen 19 puntos sensibles en el cuerpo que facilitan el diagnóstico médico y están ubicados en el cuello, hombros, espalda, cadera, brazos y piernas, los cuales al ser presionados causan dolor y dan mayor acierto a la valoración médica para iniciar un tratamiento que permita mejorar la calidad de vida de quien la sufre.

Vea también: Frío aumenta la percepción de dolor en pacientes con enfermedades reumáticas

Algunos estudios científicos advierten que existe una relación entre la aparición de la enfermedad con infecciones bacterianas o virales, enfermedades crónicas inflamatorias y accidentes ocurridos con antelación, también con otros padecimientos reumatológicos como artritis reumatoide y lupus eritematoso, aunque no hay total certeza en estos indicios.

Tratamientos

La fibromialgia se puede tratar para ayudar a mejorar ostensiblemente el bienestar de quienes la padecen.

El tratamiento médico es el primer paso para disminuir la sintomatología, definir los medicamentos más adecuados —medicina alopática o alternativa— e indicar el plan de manejo complementario con profesionales de otras ramas como psicólogos y fisioterapeutas, o con disciplinas como la danza, hidroterapia, trabajo mente-cuerpo, estiramientos y mejoramiento de la condición física a través de ejercicios suaves, las cuales son actividades muy benéficas pero requieren estar orientadas por profesionales en dichas áreas.

Investigadores alemanes encontraron que en pacientes con fibromialgia los bajos niveles de colágeno alrededor de las fibras del nervio pueden reducir el umbral del dolor, es decir, son personas que sienten más dolor.

La aplicación intravenosa de vitamina C —ascorbato de sodio— se convierte en una de las terapias más eficaces para el tratamiento de la fibromialgia, esta permite aumentar la producción de colágeno, disminuir la fatiga y los radicales libres, por lo tanto, disminuirá el dolor.

Adicionalmente, es necesario complementar los tratamientos con la disposición de una cama ni blanda ni dura, una almohada baja, evitar el consumo de sustancias y bebidas estimulantes, evitar temperaturas frías o calientes en extremo y no recibir ruidos o luces fuertes que perturben. Estos tratamientos complementarios muestran en las investigaciones una reducción del dolor del 10%-44% y sumados al farmacológico, terapia neural, medicina ortomolecular con sueros intravenosos ricos en oligoelementos, aminoácidos, vitamina C, entre otros, ayudarán a que el paciente restablezca su calidad de vida, permitiéndole realizar sus acostumbradas actividades diarias y llevando una vida familiar y social sin traumas, pero lo más importante es cumplir a cabalidad los consejos de su médico y seguir adecuadamente el plan que ha definido para usted.

Recomendaciones

  • Es necesario que los pacientes entiendan que deben tener serenidad hasta que se defina el tratamiento adecuado para atender el dolor crónico que lo aqueja, ya que no desaparece de la noche a la mañana.
  • Para empezar, el paciente puede ayudar al médico a identificar qué le brinda mayor mejoría, ya que cada caso es diferente y no todos los tratamientos le sirven a todas las personas.
  • No centre su vida en el dolor, le disminuirá la ansiedad y podrá enfocarse en lo que mejora o empeora la enfermedad.
  • La automedicación es perjudicial. Jamás cambie la fórmula sin autorización del médico tratante, y nunca deseche un tratamiento de llegar a presentar una crisis de dolor, porque la clave para hallar mejoría es continuar con la medicación y los tratamientos complementarios hasta el final.
  • Enfóquese en las cosas positivas de su vida —familia, amigos, trabajo, etc—, esto le ayuda a mitigar los sentimientos negativos que lo pueden conducir a procesos de depresión, frustración e ira, que podrían aumentar el dolor.
  • Evite las situaciones que le generen estrés, ante una de ellas, respire profundo, realice actividades de relajación como el yoga, caminar o apreciar la naturaleza.
  • Ejercítese con jornadas moderadas como caminatas, bicicleta, danza, entre otros, que le ayudan a liberar endorfinas y disminuir el dolor. Evite excesos que pueden resultar contraproducentes. Si no está habituado al ejercicio, comience con unos pocos minutos hasta llegar a 30 o 40 minutos, tres veces a la semana. Si es doloroso, no rebase sus posibilidades, pero tampoco deje de realizarlo, es vital mantenerse activo.
  • Socialice sus sentimientos frente a la enfermedad con amigos y seres cercanos, sin caer en la victimización y sin generar compasión. Muéstrese capaz de salir adelante y no se aísle.
  • Busque actividades que lo hagan feliz y renueven su energía. Disfrute un paseo, no se quede en casa.

source;https://www.cronicadelquindio.com

Mareos, equilibrio y caídas durante las llamaradas de fibromialgia

Mareos, equilibrio y caídas durante las llamaradas de fibromialgia
Por Adrienne Dellwo

En la fibromialgia, los mareos, el mal equilibrio y las caídas son quejas comunes. Para algunas personas, son una pequeña molestia que surge ocasionalmente. En otros, pueden ser severamente debilitantes y llevar a lesiones regulares.

Caer, y especialmente caer con frecuencia, es un problema serio. Lo último que necesitas cuando ya estás en constante dolor es lastimarte todo el tiempo. Las caídas frecuentes o los problemas de equilibrio también pueden generar miedo a caerse.

Ese miedo puede, a su vez, hacerle temer permanecer activo, incluso dentro de sus límites. Según un estudio en reumatología clínica, el 73 por ciento de las personas con fibromialgia tienen miedo a la actividad física y casi el 75 por ciento tiene problemas con el equilibrio.

La caída es menos un síntoma y más una consecuencia de los síntomas de mareos y equilibrio deficiente. En esta condición, las caídas y los problemas de equilibrio también pueden estar relacionados con cambios en la forma en que caminamos.

Entonces, ¿por qué la fibromialgia involucra estos problemas? ¿Y qué podemos hacer con ellos?

Fibromialgia y mareos
En la fibromialgia, los mareos casi siempre aparecen cuando se levanta por primera vez. Es similar a la sensación de una “carrera de cabeza” de cuando te levantas demasiado rápido, solo puede suceder cada vez que pasas de estar acostado o sentado a ponerse de pie. La aparición repentina de mareos puede hacer que se balancee sobre los pies, se tambalee o que incluso lo haga caerse o desmayarse.

Los mareos y desmayos en esta condición pueden estar vinculados a un subgrupo en particular, según un estudio de 2017 publicado en el European Journal of Pain.

Además de mareos y desmayos, este subgrupo también tenía los niveles más altos de dolor y una variedad de síntomas y condiciones superpuestas que incluyen disfunción cognitiva (“fibrohumedad”), vejiga irritable, vulvodinia y síndrome de piernas inquietas.

La investigación sugiere que este síntoma proviene de la disfunción del sistema nervioso autónomo (SNA), que se denomina disautonomía.

El ANS está involucrado con muchas funciones críticas en su cuerpo, que incluyen la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria, la temperatura corporal, el metabolismo y la digestión.

El mareo resultante de la disautonomía se puede llamar intolerancia ortostática, hipotensión mediada neuralmente o síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS). Esencialmente, estas cosas significan que el corazón y el cerebro no se comunican correctamente entre sí.

Lo que debería pasar es que cuando te levantas de una posición acostada o sentada, el ANS aumenta tu presión arterial para luchar contra la gravedad y mantener un suministro suficiente de sangre en tu cerebro. Con la disautonomía, esto no sucede como debería. En cambio, la presión arterial en realidad puede disminuir cuando te paras, y el resultado es mareo o aturdimiento. En POTS, la frecuencia cardíaca se acelera a medida que disminuye la presión arterial.

Los mareos pueden estar asociados con palpitaciones del corazón, visión borrosa, aumento del pulso, dolor en el pecho y un tipo de desmayo llamado síncope vasovagal.

Sin embargo, no todas las personas con mareos relacionados con la fibromialgia se desmayan. En un estudio de 2008, los investigadores dijeron que los mareos y las palpitaciones eran más comunes que los desmayos. También dicen que POTS fue uno de los síntomas de fibromialgia más comunes que observaron durante las pruebas de inclinación de la mesa, que miden su respuesta a los cambios de posición.

Problemas de equilibrio y marcha en la fibromialgia
Además de la posibilidad de caídas, la investigación sugiere que las personas con fibromialgia caminan de manera diferente que las personas sanas. Un estudio de 2009 encontró que alrededor del 28 por ciento de las personas con esta enfermedad tienen una marcha anormal (forma de caminar).

En un estudio de rendimiento funcional realizado en 2017, los investigadores dijeron que la marcha y el equilibrio se veían gravemente afectados en esta afección. Diferencias incluidas:

longitud de zancada significativamente más corta
Paso lento
la forma en que el cuerpo se balancea al caminar
Los investigadores notaron que las diferencias de marcha y equilibrio eran peores en las personas que tenían más dolor, rigidez, fatiga, ansiedad y depresión.

Recomendaron que los médicos evalúen la marcha y la postura de sus pacientes con fibromialgia para encontrar el mejor tipo de rehabilitación y prevención de caídas para ellos.

Este estudio es parte de un cuerpo creciente de literatura científica que

demuestra problemas de equilibrio y andar en esta condición que pueden provocar caídas. Aún así, evaluar y tratar estos síntomas puede no ser una prioridad para su médico. Si le preocupan, asegúrese de mencionarlos en su próxima cita.

Aliviar los mareos y el riesgo de caídas en la fibromialgia
Mientras más exitoso sea en el tratamiento de su fibromialgia, estos síntomas deberían ser menos problemáticos. Sin embargo, si necesitan más atención o si no ha podido encontrar tratamientos eficaces para la fibromialgia, tiene varias opciones.

Para mareos causados ​​por POTS, hipotensión ortostática o hipotensión mediada neuralmente, es posible que su médico le recomiende medicamentos que lo ayuden. Estos pueden incluir ISRS / IRSN, benzodiazepinas y bloqueadores beta. Algunos de estos medicamentos pueden ayudar a aliviar otros síntomas de fibromialgia, así como los ISRS y

Los IRSN se recetan comúnmente para esta enfermedad. Su médico también puede recomendar cambios en el estilo de vida.

Si fuma, una investigación publicada en el diario reumatológico Joint, Bone, Spines sugiere que dejar de fumar puede ayudar a aliviar el desmayo y varios otros síntomas de la fibromialgia.

Cuando se trata de equilibrio y marcha, la fisioterapia es un tratamiento común. También es posible que desee preguntarle a su médico si algo como yoga, tai chi o qigong es seguro para usted.

Hasta que encuentre formas de mejorar estos síntomas, vale la pena tener cuidado. Los dispositivos de ayuda como un bastón o un andador pueden ayudarlo a mantenerse de pie. Los ejercicios sentados pueden ser la opción más segura, y ciertamente son una mejor opción que ser menos activo de lo que usted puede ser.

Fuentes:

Costa ID, Gamundi A, Miranda JG, y col. Rendimiento funcional alterado en pacientes con fibromialgia. Fronteras en la neurociencia humana. 2017 26 de enero; 11: 14.

Lee SS, Kim SH, Nah SS, et al. Los hábitos de fumar influyen en el dolor y las características funcionales y psiquiátricas de la fibromialgia. Articulación, hueso, columna vertebral. 2011 de mayo; 78 (3): 259-65.

Staud R. Disfunción autonómica en el síndrome de fibromialgia: taquicardia ortostática postural. Informes actuales de reumatología. 2008 Dec; 10 (6): 463-6.

Russek L, Gardner S, Maguire K, y col. Una encuesta transversal que evalúa las fuentes de miedo relacionado con el movimiento entre las personas con síndrome de fibromialgia. Reumatología clínica. 2015 Jun; 34 (6): 1109-19.

Watson NF, Buchwalk D, Goldberg J, y col. Signos y síntomas neurológicos en la fibromialgia. Artritis y reumatismo. 2009 Sep; 60 (9): 2839-44.

Yim YR, Lee KE, Park DJ, et al. Identificación de subgrupos de fibromialgia utilizando análisis de conglomerados: relaciones con variables clínicas. Revista europea del dolor. 2017 Feb; 21 (2): 374-384.